Parece algo my sencillo regalar sonrisas a los nuestros, pero ¿realmente lo hacemos todos? Aunque pueda parecer extraño dicho así muchas veces no dedicamos el tiempo suficiente a aquellos que nos rodean y lo destinamos para otras cosas que seguramente a la larga no nos ofrecerán tanta satisfacción.

¿Cuántas veces cuando tenemos a una persona cerca que está pasando por un mal momento no hemos querido ayudarla pero no hemos encontrado el modo? A veces, sin darnos cuenta olvidamos aquellos pequeños detalles que para otras personas pueden ser muy grandes, como por ejemplo regalar una sonrisa.

No es necesario emplear mucho tiempo si lo que queremos es que esa persona sonría, ni si quiera tenemos que gastarnos dinero en ello, bastará con hacerle unos vales por regalo simbólicos y que los pueda usar cuando más lo necesite.

En alguna ocasión le he regalado a mi pareja un vale por un beso, quizás dicho así puede sonar extraño, pero quién no necesita alguna vez un beso, ¿o un abrazo? Es importante que las personas que te rodean sepan que estás ahí por lo para esos días más nublados puedes prepararle una cajita llena de vales regalo, o ideas de vales. Por ejemplo puedes incluir un vale por un abrazo, o un vale por unas cosquillas, algo tan simple que seguramente le devolverá la sonrisa ese día a esta persona que tanto lo necesita.

No es necesario esperar a los regalos de cumpleaños, o que sea un día especial como un aniversario o incluso navidades para hacer este tipo de regalos, si no que son estos detalles tan insignificantes los que hacen de ello un regalo especial. Seguramente si hoy después de un largo día de trabajo te presentas en casa y le haces un detalle de este tipo a tu pareja conseguirás que esa persona saque su mejor sonrisa.

Si además quieres acompañar esa sonrisa con otro detalle puedes añadir un vale por una cena y aprovechar para salir esa noche a cenar los dos juntos o incluso buscar por Internet empresas de servicio a domicilio que traigan la cena a domicilio y disfrutar de una velada romántica en casa.

¿Cómo vas a regalar una sonrisa?